Lecturas 2019

Hoy que acabo de terminar el primer libro de 2020, voy a comentar un poco lo que he leído durante el año pasado. Lo primero que he de decir que me propuse el reto de leer 50 libros y ooooooh no lo he conseguido, he llegado a 35, también he de decir que creo que alguno se me ha escapado apuntarlo en Goodreads, pero bueno, seguro que no he llegado a 50, este año me he flipado menos y me he puesto el reto de 40. Que sí, que igual son muchos,  pero como cada principio de año me hago el propósito de leer más… pues me vengo arriba ;P

Los he ordenado un poco en secciones para que sea más fácil cotillear ;P

Sección manga, cómic, novela gráfica:

La chica a la orilla del mar, 1 by Inio AsanoLiquid memories by Fidel de TovarLaura Dean Keeps Breaking Up with Me by Mariko TamakiCrush by Svetlana ChmakovaAwkward by Svetlana ChmakovaViolence Action - Band 1 by Renji AsaiMi novio es un oso by Pamela RibonBloom by Kevin Panetta東京喰種トーキョーグール 7 [Tokyo Guru 7] by Sui IshidaArashiyama, la montaña de los deseos by Fidel de TovarLiquid memories by Fidel de TovarROUTE END 1 by Kaiji NakagawaEl príncipe y la modista by Jen WangOishinbo a la carte, Volume 1 - Japanese Cuisine by Tetsu KariyaVagabond, Volume 1 by Takehiko Inoue

 

 

 

De aquí creo que mi preferido, de calle, El príncipe y la modista, por lo inesperado de la historia y por el dibujo (muy fan de Jen Wang, me encanta cómo dibuja el pelo y expresa movimiento). Bloom también me gustó mucho (creo que ya le dediqué una entrada). Violence action promete, deseando estoy de que salga ya el segundo libro. Liquid memories y Route end en el apartado de thrillers muy recomendables. Crush y Awkward, muy buenos, especialmente para preadolescentes y adolescentes. Mi novio es un oso me gustó, sobre todo el dibujo, adorable, pero la historia un poco menos. Laura Dean me ha vuelto a dejar está bien, pero me esperaba más. La saga de Tokyo ghoul ahí sigue, a ver si me la acabo algún día… Vagabond me gustó la historia pero no sé si como para seguir leyéndola. Oishinbo, es un manga de cocina, me gustaría seguir leyendo otros, el dedicado al ramen, por ejemplo. La chica a la orilla del mar, la historia es demasiado dramática pero me encanta cómo dibuja este hombre.

Ensayo:

 

 

 

Orgas(mitos) by Laura Morán FernándezArroz Tres Delicias by Putochinomaricón (Chenta Ts...

 

Bueno, de Arroz tres delicias ya hablé en su momento, y Orgas(mitos) como ya os podéis imaginar, es un libro acerca de sexo que creo que debería leerse todo el mundo para aclararse ideas, aprender cosas nuevas y confirmar las que sabe, ya está bien de que sea un tema tabú todavía para mucha gente /:(

Ciencia Ficción:

 

La vieja guardia by John Scalzi Las Brigadas Fantasma (Fuerzas de Defensa Coloniales, #2) La colonia perdida by John Scalzi

Bueno, se nota que me gusta la saga ¿no? De hecho, el que acabo de terminar es la cuarta parte, La historia de Zoë y no me canso de este autor.

Misterio, terror, thriller:

Bellas durmientes by Stephen King El lugar prohibido by Susanne Jansson Puerto escondido by María OruñaLa devoción del sospechoso X by Keigo Higashino
Descubrimiento del año: Keigo Higashino, tengo que buscar más cositas de este hombre porque me gustó bastante La devoción del sospechoso X. Puerto escondido está bien, entretenido. El lugar prohibido me gustó aunque se pone un poco pesado en ciertos momentos. Bellas durmientes, bueno ¿que queréis que os diga? es Stephen King, siempre me va a gustar 🙂 
Fantasía:
El imperio final by Brandon SandersonEl pozo de la ascensión by Brandon Sanderson
Me encanta el universo que ha creado Brandon Sanderson y de verdad que tengo ganas de leerme el tercero de esta saga, pero también debo confesar que me agota que sus novelas sean tan terriblemente largas.
Relatos cortos:
Estaciones de paso by Almudena Grandes Por los aires by Stephen King

Almudena Grandes es muy grande, no tengo nada más qué decir, en Estaciones de paso nos encontramos con una colección de cinco relatos cortos, los mejores para mi gusto los dos primeros , con momentos de lagrimita incluidos ;P
Por los aires es una colección de relatos de terror relacionados con los aviones recopilados por Stephen King y Bev Vincent.

Novela:

El engaño de Beth Loring by Fernando Schwartz4 3 2 1 by Paul Auster Mujeres que compran flores by Vanessa Montfort
De aquí me quedo obviamente con 4,3,2,1 del siempre grandísimo Paul Auster. Las otras dos pasaron por mí sin pena ni gloria.
Y eso es todo, si queréis saber más de alguno en concreto, escribidme 🙂

 

Kyra

Tengo pocas amigas, pero las que tengo son cojonudas. La mayoría están a tomar viento kilométricamente hablando lo que es un fastidio, aunque gracias a Whastapp las siento un poquito más cerca. Considero amiga a esa persona a la que puedo llamar/mensajear en cualquier momento para decirle que estoy hecha una mierda o que me siento súper feliz. Esta mañana temprano he recibido un mensaje de una de esas amigas lejanas físicamente hablando, un mensaje triste porque su perra murió anoche.

Kyra se llamaba así porque en el año en que la llevaron a casa ese era el nombre más popular. Kyra era muy viejita, ya no tenía apenas dientes y sufría otros achaques de la vejez, pero ella se sentía joven, corría como si fuera un cachorro y mucha gente pensaba que lo era. Le gustaba (como a todo perro) comer todo lo que se caía al suelo. Hacía ruido al andar con las uñas al arrastrar sus patitas por el suelo de madera y entendía (que sepamos) tres lenguas. Era cariñosa aunque lo mismo se hacía pis en una bolsa llena de lanas (¡¡¡¡mis lanas queridas!!!) que se hacía una camita con un abrigo para desesperación de mi amiga, que renegaba de ella siendo consciente al mismo tiempo de que este día iba a llegar pronto. Lo mejor eran las historias que protagonizaba, algunas de ellas con visita al veterinario ($$$$), otras contadas entre nauseas de mi amiga, pero todas nos hacían reír muchísimo.

Hoy Kyra descansa en paz en el paraíso de los perros donde puede comer mazorcas sin miedo a atranques y vuelve a sentirse joven corriendo colina arriba y abajo.

 Ojalá pudiera haber estado comiendo unos pancakes con bacon y sirope en el Bill’s para ahogar las penas, amiga.

 

Algo número 9

A veces estoy mal, la gente que tengo más cerca lo sabe de sobra, por cierto, lo siento, sé que no molo nada cuando estoy así. A veces me levanto mustia o con el culo “torcío” o sin ganas de nada, como lo quieras llamar. A veces el alma me pide estar sola pero prefiero que haya alguien conmigo porque cuando estoy sola me pongo peor, pero quiero estar sola porque no quiero ponerme a llorar delante de gente que no me ha visto llorar y no me conocen y no me van a entender… así que al final no sé si lo que quiero es soledad o compañía, aunque da igual porque de cualquier manera me siento sola, extraña, vacía, insoportable, abandonada. A veces la parte racional de mi cerebro se hace pequeñita y da saltos agitando la mano para llamar la atención de mi parte emocional, para ver si se da cuenta de que se está pasando siete pueblos con tanta tristeza, que ya está bien, si todo está bien ¿por qué se presenta sin motivo a arruinar el día? Pero mi parte emocional le chista, le pone un dedo en los labios, le dice que calladita está más guapa, y mi parte racional a veces se cansa y se sienta en un rincón a hacerse más pequeña, a esperar a que los nubarrones quieran irse, con la esperanza de que sea pronto. 

Hacer cosas me ayuda. Acabar cosas hace que me sienta bien. Por supuesto todos tenemos mil cosas que hacer cada día, pero esas no cuentan para mí, tiene que ser algo que me saque de la rutina, algo diferente, algo que me haga sentirme satisfecha por haberlo terminado, algo que pueda mirar y sonreír, algo que me haga hacer un esfuerzo extra, un propósito para cada día. Y esta es la historia detrás de estos “algos”: hacer algo cada día que no haya hecho antes, algo nuevo, o acabar algo, pensar en qué algo voy a hacer al día siguiente, coleccionar esos “algos” que hacen que me encuentre a gusto conmigo misma y feliz por terminarlos. Bueno, pues explicado queda 🙂

Y mi algo de hoy es hablar de mi algo de ayer: terminarme el libro Por los aires. Ese fue mi propósito ayer: aparcar Netflix, aparcar el móvil y concentrarme en leer hasta acabar el libro.

Bueno, pues se trata de una colección de 17 cuentos recopilados y editados por Stephen King y Bev Vincent, todos ellos relacionados con vuelos en avión. Lo que me ha resultado más interesante es lo variopinto de las narraciones, tenemos autores muy conocidos como Conan Doyle o Roal Dahl que nos tienen acostumbrados a otro tipo de literatura; autores de ciencia ficción como Ray Bradbury o Dan Simmons; autores tan antiguos como Ambrose Bierce y autores de terror contemporáneos como Joe Hill y el propio Stephen King. Por supuesto algunos me han gustado más que otros, entre mis preferidos están El horror de las alturas de Conan Doyle, Pesadilla a veinte mil pies de Richard Matheson, ¡Lucifer! de E.C. Tubb, Diablitos de Cody Goodfellow… en fin, no sigo, que cada cual elija los que más le gustan. Los hay sobrenaturales, de terror, de guerra, policíacos… para todos los gustos.

En general es una lectura muy amena y no, no me ha entrado miedo a volar por leerlo, aunque a lo mejor recuerdo alguno de los relatos la próxima vez que tenga que coger un avión…

 

Lecturas de verano II

Buenos, pues seguimos, el siguiente libro que leí fue uno que compré en nuestra visita a Cádiz, por cierto, que creo que otro día a ver si escribo una entrada acerca de los sitios donde comimos porque madre mía qué bien se come en Cádiz, bueno no me enrollo 🙂 Pues eso, que estuvimos paseando y cotilleando las librerías y me compré Mujeres que compran flores, porque me apetecía algo ligerito.

Mujeres que compran flores de Vanessa Monfort. Pues, como su propio nombre indica, va de mujeres que coinciden en una floristería donde, claro, compran flores. 

La dueña de la floristería es de mentira, es la típica protagonista de peli americana: muy estupenda, muy estrafalaria pero elegante y que sabe todo de la vida, así que te da consejos pero sentando cátedra. Pues mira hija, pero no, en la vida real igual te mandarían a tomar viento… Pero resulta que en la novela no, en la novela todas esas mujeres que compran flores le hacen caso como si fuera la filósofa más brillante de la historia. Luego está la que no es para nada feliz en su matrimonio y en vez de hablarlo con su pareja o divorciarse, decide, porque sus amigas le dicen que es lo mejor que puede hacer, tener una aventura. Otra que vive con un zángano que encima la critica por todo y ahí está aguanta que te aguanta. La protagonista que es una triste, a ver, que también es verdad que se le ha muerto su pareja, pero se ve que ella ha sido triste de siempre.

En definitiva, no me ha gustado mucho. Pero claro, gustos como colores, es una escritora que está teniendo mucho éxito, así que tampoco cierro la puerta a leer otra de sus novelas… Muy guay, eso sí, que se desarrolla en el Barrio de las Letras de Madrid 🙂

 

32505049

 

Bloom de Kevin Panetta e ilustrado por Savanna Ganucheau. 

No sé si está ya en español, lo compré en Londres cuando fui con la pequeña saltamontes a la visita obligada a Forbidden Planet ;P

Me llamó la atención el dibujo y el color, todo en tonos azules, y además la historia tenía buena pinta, una novela que mezcla cocina y amor tiene pocas probabilidades de defraudarme ;P

Aristóteles (Ari para los amigos) ha terminado el instituto y lo que quiere es irse a una gran ciudad con su grupo de música en vez de trabajar en la panadería/pastelería de sus padres. Hector llega al pueblo a ordenar las cosas en casa de su abuela que ha muerto y le encanta cocinar, empieza a trabajar en la panadería. Algo surge entre ellos con todo el verano por delante para ver qué pasa.

Debo confesar que Ari es un poquito insufrible a ratos, en cambio Hector es un cielo siempre, lo que hace que la pareja parezca un poco descompensada. De todas formas, aunque la trama está bien, lo que sobresale en mi opinión es el trabajo de la ilustradora, las escenas en las que cocinan juntos son preciosas.

Por cierto, es para todos los públicos.

29225589._sx318_

 

El engaño de Beth Loring de Fernando Schwarzt

Pasé por  Ubú y tenían un cajón en la puerta con libros a 1 euro, tuve que echar un vistazo, por supuesto, y encontré este libro.

Lo que he leído de Fernando Schwarzt  (El desencuentro, hace mil años y Héroes de días atrás hace relativamente poco) me ha gustado bastante así que esperaba más de El engaño de Beth Loring, no es que esté mal, es que no engancha. Es la historia de una madre, Beth, y su hija de corta edad, Love, que se instalan a un pequeño pueblo de Mallorca. Para procurarle un futuro a su hija empieza a inventar historias hasta conseguir que todo el mundo crea que son descendientes de la aristocracia europea. Y ya está, no hay más, muy plano todo, en momentos llega incluso a aburrir.

4241156

 

La vieja guardia de John Scalzi.

Bueno, bueno, bueno… Si os gusta la ciencia ficción de la buena, este es el libro. Recomendado por Nicolás de Flash (gracias mil) me ha parecido una joya.

Cuando cumples 75 años tienes la opción de enrolarte en el ejército, en las Fuerzas de Defensa Coloniales donde luchas para defender a los planetas colonizados por la Tierra de otras razas alienígenas. Si te alistas no puedes volver jamás a la Tierra y la comunicación con tu planeta es imposible, a cambio, todo el mundo intuye que mejoran tu cuerpo para que puedas luchar, así que las opciones son morir en la Tierra o luchar lejos de ella pero con un cuerpo mejorado, aunque claro, las posibilidades de morir luchando también son bastante altas… El protagonista decide alistarse y ahí empieza la historia. 

Creo que me ha gustado todo. El protagonista cae bien desde el principio, inteligente y con un sentido del humor genial. El grupo de amigos que hace tampoco tiene desperdicio. Tiene momentos tristes y momentos en los que te ríes. Frases y párrafos memorables. Engancha desde el principio. Es parte de una saga por lo que ¡hay más! Es cortito y no pesa, que parece una tontería pero a efectos prácticos es muy importante…

Totalmente recomendable.

 

17234326

 

Volveré, atentos a Lecturas de verano III ;P

Lecturas de verano

Porque el verano es para ir a la playa, a la piscina, tomar el sol, acostarse tarde, pasar calor, luchar contra mosquitos, comer de más y a deshora, beber de más… pero también para leer mucho. Y a mí el verano me está cundiendo en lo que a lecturas se refiere, la verdad, y aquí hago un pequeño resumen de lo que he leído hasta ahora por si alguien anda falto de ideas ;P

Arroz frito tres delicias: Sexo, raza y género 

“El plato tiene su origen en Estados Unidos, cuando les chineamericanes que trabajaban y eran explotades en la construcción del ferrocarril transcontinental, por supervivencia, recogían las sobras de comida que tiraban los jefes de la obra. Y con esos restos y la cantidad de arroz que les daban diariamente, crearon el arroz tres delicias.

Siento que todes les que hemos sido considerades minorías compartimos una historia parecida. Con las sobras, los restos, el racismo, la misoginia, el capacitismo o la homofobia nos hicieron pedacitos, pero luego nos recompusimos y nos hicimos más fuertes”

De Chenta Tsai Tseng más conocido por su alias Putochinomaricón ¿y por qué ese nombre? pues como se lo han llamado alguna que otra vez, decidió apropiarse del insulto y hacer de él su nombre artístico. Muy necesario y muy recomendable. El autor vino con 11 meses desde Taiwán a Madrid donde ha vivido desde entonces y nos cuenta de manera autobiográfica las dificultades que supone el ser asiático en España, el ser asiático y gay, el sentimiento de no pertenecer a ninguna parte… Además de arquitecto también es músico y usa su música como vía para hacer crítica contra el racismo, la homofobia, el postureo…, en fin, de todo un poco. Mi canción preferida, sin duda:

Bellas durmientes de Stephen y Owen King. 

Empieza como una epidemia que se extiende de costa a costa de Estados Unidos, cuando las mujeres se quedan dormidas, brota de su cuerpo una especie de capullo que las mantiene aisladas. Si alguien intenta despertarlas o quitar ese velo, responden con extremada violencia llegando a matar incluso. Momentos de angustia (no esperaba menos del señor King) cuando las mujeres intentan no quedarse dormidas, tomando café en cantidades industriales y otros estimulantes menos legales, luchando contra el cansancio; cuando los familiares, desesperados, acuden a hospitales masificados donde no pueden darles ninguna cura a este mal; cuando vemos cómo las redes sociales y los informativos empiezan a elucubrar cuál es la causa y a dar posibles soluciones que la población sigue sin pensar por un momento que no son correctas… Y por supuesto la gente que aprovecha estos momentos de confusión para imponerse, para cometer actos criminales, para ser irracionales en definitiva.

Como ya sabéis algunos, soy muy fan, Stephen King no me defrauda nunca, cada vez es menos terrorífico y se inclina más hacia la fantasía, la fábula, pero siempre con un análisis de la sociedad americana y una profundización de los personajes que es lo que más me gusta de él.

“-Me siento como una nenaza.

Michaela detestaba esa palabra. […] Le disgustaba esa identificación de la feminidad con la cobardía, entre otras cosas porque ella no tenía nada de cobarde. […]

-No digas nenaza en el sentido de “débil”. Si tu madre no te lo enseñó, debería haberlo hecho.”

51vs6lyvufl._sx327_bo1204203200_

El lugar prohibido  de Susanne Jansson.

A ver, no está mal. Se tarda un poco en entrar en la trama y cuando entras, pues engancha, claro. Pero cuesta. 

La historia se desarrolla en un pueblo de Suecia donde la protagonista vuelve para realizar experimentos de campo en el pantano para su tesis doctoral en Biología. Se marchó del pueblo siendo una niña por una desgracia familiar. La trama gira alrededor del pantano donde se supone que la gente de la Edad de Hierro hacía sacrificios humanos a los dioses y donde aparece inconsciente un conocido de la protagonista.

Para empezar, la protagonista no cae bien, no simpatizas con ella, es como si te diera igual lo que le pasase, es muy seca, no es un personaje amable, gracioso, ni siquiera malvado u odioso, simplemente es sosa. El resto de personajes no están mal, pero tampoco tienen una profundidad para morirse. Como es una novela de misterio pues sí, mantiene bien la intriga hasta el final donde por fin te enteras de toda la historia que pasó cuando ella era pequeña y se descubre qué está pasando ahora. Igual se pasan con el halo de misterio del pantano, queda un poco repetitivo. En resumen: novela entretenida pero nada más.

1507-1

Me voy a dormir, continuará…

 

Mangas policíacos

Hoy vengo a hablar de dos mangas thriller que me gustaron mucho y deseandito estoy de más.

El primero es Route end de Kaiji Nakagawa (guion e ilustración), editado por Norma Editorial. Trata de un muchacho que arrastra un trauma porque de pequeño llegó un día a su casa y descubrió a su madre ahorcada. Ahora, de adulto, se dedica a la limpieza de lugares donde se ha encontrado un cadáver, así que claro, también lo llaman para escenarios de crímenes. Un día le toca limpiar una casa donde un asesino en serie ha matado a alguien y ha formado con partes del cadáver la palabra END.

route end

De momento en español solamente están los dos primeros números, aunque si controláis el francés, podéis encontrar más números y si sois capaces de leer en japonés, pues ya está acabada la serie que consta de 8 números.

Como habréis adivinado por la temática, no es un manga para niños, lo de cadáveres desmembrados pues igual es algo más para a partir de la adolescencia, pero no seré yo quien juzgue…

A mí me gustaron mucho tanto la historia como el dibujo y tengo ganas ya de leer el resto de la saga. Mucho misterio y mucho suspense.

El segundo es Liquid memories , editado por Norma Editorial, con guion de Fidel de Tovar e ilustraciones de Dani Bermúdez . Sí, es un manga escrito y dibujado por artistas españoles, de hecho, en 2016 crearon Arashiyama, la montaña de los deseos y ganaron el XI concurso manga de Norma Editorial. En el último Salón del Manga de Barcelona presentaron Liquid memories, nada que ver con su primera obra.

liquid memories

 Liquid memories se desarrolla en Londres en la actualidad. Empieza a ver una serie de asesinatos que en principio parecen no tener nada que ver entre ellos hasta que descubren que todos tienen un denominador común: el agua. Esto tiene toda una trama detrás que tela… deseando que salga el 2.

Es una serie que consta de dos números, ahora mismo andan firmando este primero por las ferias del libro y para el desenlace hay que esperar hasta el próximo Salón del manga de Barcelona, es decir, hasta octubre.

Al igual que Route end, no lo recomendaría para niños pequeños por la temática, para ellos sí que recomendaría Arashiyama, la montaña de los deseos  en el que una niña y su hermano mayor deciden adentrarse en la montaña de Arashiyama (un sitio real, a las afueras de Kioto conocido por su belleza natural) para pedir a los dioses un deseo: que sus padres regresen del cielo, pero la montaña es más peligrosa de lo que pensaban. 

Arashiyama

Momentos tristes, momentos tiernos y alguno de sustillo, yo lo recomendaría para niños a partir de 7 u 8 años.

De todo un poco

Hoy vengo a hablar de libros ¿de qué tipo? pues tengo de todo. Me he dado cuenta que de un tiempo a esta parte los libros largos me agotan, creo que es por esa necesidad de ir acabando cosas, también tiene que ver con el hecho de que ahora leo menos, tengo menos tiempo, lo dedico a otras cosas,  me quedo frita si leo por la noche…en fin, historias. El problema de los libros largos, es que también son gordos… y pesan, no son lo más apropiado para llevar en el bolso para leer en las esperas, son más libros caseros o si vas de viaje con maleta.

El caso es que estas Navidades no, las pasadas, mi querido hermano y mi encanto de cuñada me regalaron 4 3 2 1 de Paul Auster.

portada_4-3-2-1_paul-auster_201706131054.jpg (2000×2999)

Me encanta Paul Auster, la primera novela que leí de él, Brooklyn Follies, es y creo que será para siempre mi favorita pero todo lo demás también me ha gustado y siempre me gustará. 957 páginas, un poquito de pereza sí que da empezar, pero por fin lo he empezado y me está gustando mucho. Nos cuenta la vida de Ferguson desde que nace en 1947 en Nueva Jersey, y junto con su historia también nos narra la de su familia y la de Estados Unidos en esos años, con una particularidad: nos cuenta 4 vidas distintas dependiendo de las decisiones tomadas en momentos diferentes. Pues eso, que ahí sigo, que ya ha viajado conmigo a Oporto y a Málaga, pero no ando ni en la mitad.

¿Qué pasa con estos libros tochacos? pues que mientras me los leo tengo lecturas paralelas (por eso de cositas más pequeñas que llevar en el bolso para las esperas) así que mientras que el señor Auster me habla de Ferguson y sus movidas, yo leo también Tokyo Ghoul de Sui Ishida. A ver, a mí el manga per se no me mata, quiero decir, el tipo de dibujo que suele ser común a muchos no es de mis preferidos, así que una de dos: o el dibujo es un poco diferente y me llama la atención o la historia me engancha. La segunda opción es lo que me pasó con Tokyo Ghoul. Nos cuenta la historia de Ken Kaneki que vive en un Tokyo donde junto a los seres humanos están los ghouls que se alimentan de carne humana. Un día conoce a una muchacha, la invita a salir y al final  ella resulta ser una ghoul a la que la idea de comérselo en un callejón le parece un colofón de la cita estupendo. Unas vigas caen sobre ellos cuando andan luchando, a ella la matan y a él lo dejan moribundo, así que se lo llevan al hospital y le hacen un trasplante con órganos de la muchacha/ghoul… y ahí lo dejo. Mucha acción, mucho dilema moral, vamos, que me está gustando. No es una saga interminable, cosa que también me ha animado a seguir leyendo, son solo 14 volúmenes, que eso en manga es bastante poco, luego hay una secuela que es Tokyo Ghoul: re.

tg-1-10.jpg (1600×834)

La devoción del sospechoso X de Keigo Higashino. A ver, soy muy fan de Murakami, pero no he leído a más escritores japoneses, así que le pregunté a una chica japonesa que conocí qué leía ella y me recomendó a Keigo Higashino. Este señor escribe novela negra  (bien) y es muy conocido en Japón, ha ganado varios premios y algunas de sus obras han sido llevadas al cine y la televisión. La devoción del sospechoso X pertenece a la saga del detective Galileo. Desde el principio sabes quién mata, a quién matan y cómo lo matan, que yo pensaba “A ver qué pasa en las siguientes 200 y pico páginas…” pues pasan cosas, que tampoco quiero contar mucho porque al ser novela de misterio… pero tampoco pasa nada porque ya conocemos a los culpables… Vamos que seguro voy a buscar más libros de este autor porque me ha gustado bastante. Además, eso de que sea una saga está bien porque los personajes tienen encanto, de los que piensas “Cuéntame más de la vida de este…”

 

la-devocic3b3n-del-sospechoso-x.jpg (200×301)

Por último voy a hablar de El príncipe y la modista de Jen Wang. Recuerdo la primera vez que lo vi en una librería, me gustó mucho el dibujo y pensé “Lo he visto antes”, pues sí, resulta que Jen Wang es la ilustradora de In real life  que recomiendo mucho no solo por el dibujo (que casi me gusta más que el de El príncipe y la modista), también por la historia, una reflexión acerca del mundo en el que vivimos lleno de diferencias culturales y también económicas a la que parece que somos ajenos. En El príncipe y la modista Wang se ocupa tanto del guion como de la ilustración, para contarnos una historia diferente. Al leer el título me imaginé el típico cuento de príncipe conoce chica humilde, bla, bla, bla… pues no, le da un giro. Este lo hemos leído en casa los tres y el veredicto ha sido unánime: nos ha encantado. Ambos para todas las edades.

Si queréis cotillear un poco qué más hace, en este enlace podéis leer su cómic The white snake.

Y más lecturas paralelas que he tenido, estoy teniendo y voy a tener, pero eso ya para otro día ;P

 

 

2019

¿Sabéis esa sensación de cuando tienes un examen y es en lo único en que piensas? Vale, hacía muuuuuucho tiempo que no la tenía, de hecho creo que el último examen que tuve igual fue el B2 de inglés hace más de seis años, porque el resto de cosas que he estudiado requerían bastante curro pero no un examen propiamente dicho. El caso es que tenía el examen de japonés (sí, por fin me he puesto a estudiar japonés) justo después de Navidad, una época muy mala para estudiar, pero bueno algún ratillo saqué y tenía un par de días más antes del examen ya fuera de fiestas. El caso es que, como es natural en estos casos, no hacía nada más que pensar en la cantidad de cosas que iba a hacer en cuanto terminase el examen. Bueno, bueno, bueno… primero iba a limpiar y a ordenar, porque claro, todo el día para arriba y para abajo y el tiempo que tenía era para el examen, así que la casa manga por hombro, y, dato curioso, a pesar de que creo que soy bastante desordenada (quien conozca a mi madre que le pregunte) no puedo concentrarme si veo desorden… En fin, también tenía que ir al supermercado y cocinar comida de personas normales y no de personas en fiestas, porque vaya tela… Iba a ir a pasearme, iba a dibujar, a probar las acuarelas nuevas, iba a escribir, iba a pasarme por aquí (entradas en mi cabeza acerca de mil cosas), iba a empezar a estudiar kanji, iba a leer todo lo que tengo atrasado y lo que me han traído los Reyes… Bueno, pues hice el examen el día 8 de enero (me salió muy bien, gracias) y este es el estado de la cuestión a día 18: todavía tengo cosas que ordenar, algo he limpiado y cocinado, pasearme no me he paseado, las acuarelas las probé ayer pero un ratín pequeño, solamente he dibujado una vez, de escribir ni hablamos, y leer… bueno, hoy tenía cita con la médica (todo bien, gracias) y me he ido un rato antes para así leer tranquilamente. Una de dos, o necesito hacer exámenes más a menudo o dejar la procrastinación. Como un meme que vi el otro día en Instagram: I used to just crastinate. Then I decided to go pro.

De verdad que el lunes empiezo ;P a hacerlo todo.

 

Viaje al cuarto de una madre

El otro día pasé por delante del cine Madrigal, uno de los pocos cines de los de antes que quedan en Granada (y con pena veo que en el resto de España) y vi anunciada esta película: Viaje al cuarto de una madre. Al ser un cine antiguo, no te ponen la última de Marvel ni grandes producciones sino pelis más tranquilitas 🙂

Me dieron muchas ganas de verla, Lola Dueñas y Anna Castillo me gustan mucho, así que el sábado, mientras el señor Armadillo se llevaba a la pequeña saltamontes al baloncesto, me fui solita. Compré mi entrada y qué ilusión me hizo, era una de las antiguas, de las de rollo, de color turquesa con el número en rojo, volví a los 80 en un segundo.

photo_2018-11-19_12-22-56

Aunque llegué justa de tiempo, pensé que de todas formas tocaba un rato de trailers, pero qué va, ni un anuncio pusieron. Comprobé si mi móvil estaba sin sonido (qué bonito sería si todo el mundo hiciera lo mismo), abrí mi latita de tónica y me preparé para disfrutar. 

A ver, la película deja muy claro lo que es, dramón madre/hija. Iba preparada para llorar, pero no lloré (bueno, apenas un poquito). A mí este tipo de películas me gustan mucho, las películas que no cuentan nada pero que lo cuentan todo, porque son películas de detalles, que no te dicen directamente las cosas pero te las dejan entrever, que nos asoman a la vida de los personajes que son personas normales que no hacen grandes cosas, son personajes cotidianos como tú, como yo o como el vecino del 5º, pero como creo que todos tenemos cosas que contar, disfruto mucho este tipo de cine. Es una película que nos habla de la dependencia, del amor de una madre y de una hija, de la toma de decisiones, del saber afrontar los cambios, de nuevos proyectos, de la importancia de pasar página y abrirse a nuevas ilusiones. También debo decir que supongo que no es una película para todo el mundo, a lo mejor el hecho de ser madre igual hace que conectes más con la historia, pero en cualquier caso, si te gustan las películas “tranquilas”, te gustará 🙂

Lola Dueñas y Anna Castillo muy grandes, ya me lo esperaba porque me parecen dos pedazo de actrices, pero el resto del elenco no se queda corto, Pedro Casablanc  también se sale y en general, todos. 

Escrita y dirigida por Celia Rico, es su segundo trabajo como directora (después de dirigir el corto Luisa no está en casa), con el que ha conseguido tres premios en la 66 edición del Festival de Cine de San Sebastián: Mención Especial del Premio Kutxabank-New Directors, Premio de la Juventud y Premio Fedeora.

Series coreanas

Hace mucho tiempo que mi gran amiga la señora Totoro me hablaba de las series coreanas, ella estaba enganchadísima, pero yo nunca las había probado. Hace no mucho, después de nuestro viaje a Japón, empecé a ver una serie japonesa y a partir de ahí, Netflix me sugirió las series coreanas y yo le hice caso. Y aquí sigo, inmersa en este mundo y arrepentida de no haber seguido las recomendaciones de la señora Totoro desde el principio ;P

¿Qué es lo que tienen las series coreanas que enganchan tanto? Pues lo tienen todo 🙂

Algo muy importante: suelen tener una temporada, que consta normalmente de alrededor de  unos 16 capítulos, son largos, normalmente una hora más o menos, pero la historia queda acabada. Que sí, que cuando una serie mola gusta que haya más temporadas, que te quedas con ganas de más, pero, por otra parte, también me harta un poco ese alargar y alargar que te hace dejar una serie porque ya estás un poco hasta las narices de que expriman y expriman las historias. Eso no pasa con las series coreanas, ya sabes que se va a resolver todo.

Hay varios tipos: comedias, históricas, de suspense… pero todas tienen su parte de romance, risas, personajes secundarios graciosos y tema sin resolver del pasado, normalmente una experiencia traumática que van a estar recordando constantemente.

¿Qué sacas en conclusión de la sociedad coreana viendo sus series?  Pues que tenemos muchas diferencias, quizás la que más me llama la atención es el tema del contacto físico, la gente se toca muy poquito, darse un abrazo o cogerse de la mano es lo más, capítulos tienen que pasar para que los enamorados lo hagan, a cámara lenta te lo ponen y todo…

¿Qué vas a ver en las series coreanas? pues todo esto te lo vas a encontrar en casi todas:

-Las madres son un poco sobreprotectoras de más, algunas en plan pesado pero bien y otras un poco (bastante) brujas , como ejemplo, la madre de Something in the rain, para matarla.

-Reflejan una sociedad machista pero los personajes femeninos suelen rebelarse ante el patriarcado (el tema aparece reflejado como uno de los hilos de la trama en Something in the rain, por ejemplo). Además las mujeres son fuertes y a menudo protagonistas.

-Les gusta beber… mucho. Normalmente beben cerveza pero el soju parece que es la estrella, viene en botellas pequeñas, normalmente de cristal verde (como el sake) y hay que tomarlo frío. Lo beben en vaso de chupito que a veces meten dentro del vaso de cerveza. Lo normal es que alguien no se sirva a sí mismo sino que es tu compañero de mesa el que te lo sirve y tú a él. La mitad de las veces acaban como cubas.

-En algún momento alguien llevará a alguien a caballito a su casa. Una causa común para ello es que haya acabado borrachísima/o.

– Raro es que no salgas con ganas de ramen después de ver un capítulo, porque no voy a decir en todos, pero en casi todos  los episodios hay escenas de comida, si no es el desayuno (muy abundante) es la comida y si no, la cena. La comida y el sueño tienen muchísima importancia, es algo común que los personajes se pregunten después de estar sin verse un tiempo si están comiendo y durmiendo bien.  Es habitual que tengan problemas de sueño, que se les quitan cuando tienen cerca a la persona amada (¡cómo no!) y que sufran de pesadillas sobre ese hecho traumático del pasado que ya mencioné antes.

-Se arreglan mucho, ellas y ellos. Creo que casi más ellos. Tienen un estilazo que no veas, sacan ropa muy elegante, hasta el chándal de estar en casa les queda como un guante. Deben tener un armario solo para los abrigos, porque sacan yo qué sé cuántos abrigos diferentes a cada cual más bonito.

-Siempre hay una escena de lluvia, a poder ser de corte romántico, obviamente.

-En las escenas de coche, el conductor suele tener conversaciones sin mirar a la carretera, mirando a la otra persona y dándole la mano. Paran el coche en cualquier parte. Lo de la seguridad vial no es su fuerte.

– Los personajes principales tienen una amiga/o o familiar que es el personaje secundario gracioso.

-El tema del primer amor es súper importante, da igual que tu primer amor fuera en Primaria un niño que viste un día en el parque, se antepone a todo, ya puedes tener al hombre o a la mujer de tu vida ahí delante, que si aparece el primer amor…

Lloran mucho y muy bien, lágrimas redondas que les caen desde el centro del ojo, precioso. Es curioso porque los personajes masculinos también lloran mucho, lo que no es tan habitual en las series occidentales.

-La banda sonora se repite una y otra vez, tienes varias canciones según sea la escena, así toda la temporada y claro, al final acabas tarareándolas sin remedio.

-Los personajes masculinos suelen ser guapos de morir, casi todos son modelos además de actores.  Ellos lo saben y se recrean en ello. Frecuentemente nos encontramos con una escena de ducha o del muchacho dormido plácidamente haciendo alarde de belleza. Todo va en gustos, claro, pero para mí los más guapos son Park Seo Joon , Ji Chan-Wook  y Song Seung-Heon

 

Park Seo Joonpark-seo-joon-marie-claire-01

Ji-Chang-Wook7e0421b3a6354982e36814fccdfe2e0c

ce97f17de5684c6b170025e4645cb9a7

A Ji  Seob So no creo que le tiren piedras por la calle tampoco:

C7_k2YTW0AAgTJA

 

 

So Ji SUb 8

Ni a Yoo Gong:

8e29b0bad01d3f2150cb62198b5e8f54

Y mucho menos a Park Hyung Sik:

DPpBokRWsAYbL1Y

Bueno, pues eso es todo por hoy, seguro que me dejo algo en el tintero, pero bueno, otro día más. Podéis encontrar muchas en Netflix, y ya, para nivel avanzado, está Viki, donde pensaba que no iba a caer pero, como ya vaticinó la señora Totoro, lo hice 🙂

Otro día prometo entrada de las series que más me han gustado.